Hits: 79

¿EL USO PROLONGADO DE MASCARILLAS PUEDE CAUSAR HIPOXIA?

Una cadena de texto ha circulado por Whatsapp asegurando que el uso constante de mascarillas causa hipoxia (disminución de oxígeno en la sangre) “porque respirar sucesivamente el aire produce dióxido de carbono (CO2) que al ser respirado produce malestar, pérdida de reflejos y pensamiento consciente, lo que sería peligroso mientras se conduce un automóvil porque puede causar desmayos”
En esta cadena se agrega que esta carencia de oxígeno produce “una descomposición de la glucosa y una subida peligrosa de ácido láctico, que no debe usarse sin tener a alguien cerca y levantarlo cada diez minutos, causando intoxicación en quienes lo usan más de 8 horas”
La Unidad de Datos y Fact-checking de Efecto Cocuyo revisó la información médica para concluir que la información es falsa.
La médico cirujano María Jesús Martínez Aquino, con experiencia en atención a adultos mayores, niños, adolescentes y personas con hipertensión en centros de salud públicos y privados en Cagua y Turmero, explica que “las mascarillas médicas están diseñadas para permitir que haya intercambio gaseoso, entre oxígeno y salga dióxido de carbono sin permitir que entren moléculas o partículas más grandes”. Explica que durante una cirugía de 12 horas no hay cambio ni remoción de la mascarilla.
Sin embargo, apunta que usar mascarillas en lugares con altas temperaturas y grandes concentraciones de personas sí podría provocarse una hipoxia pero no por el tapabocas. Recuerda los casos de personas desmayadas en conciertos y marchas. “Esto sucede porque muchas personas están respirando en un espacio reducido, por lo que personas con bajas estaturas podrían respirar sólo dióxido de carbono y por eso hay que llevarlas a lugares más despejados”.
Esto podría suceder entonces en una aglomeración de personas, como las que se han visto en algunos mercados populares, en la que no se respeta el distanciamiento social o si la persona esté agitada, corriendo o en una pelea, detalla la médico aragüeña. “Pero en condiciones normales no se corre ningún peligro de hipoxia”.
Verificación múltiple
El doctor Alejandro Macías, quien fue el comisionado en México para atender el brote de influenza AH1N1 en 2009, le explicó a la Associated Press (AP) que los cubrebocas están diseñados para permitir el paso del aire, aunque las N95 y otras máscaras puedan causar una sensación de falta de aire que no es real.
Agregó que en en casos muy graves y raros con algunas personas que tengan problemas respiratorios preexistentes podría pasar algún incidente pero son casos extraordinarios.
La hipoxia es usualmente provocada por inhalación de gases, tabaquismo, problemas cardiacos o exposición a grandes alturasexplicó Macías en un chequeo de la agencia que es parte de una alianza junto a Facebook para verificar información sobre la pandemia global de COVID-19.
También MalditoBulo de España, que pertenece a una iniciativa global de la Red Internacional de Factchecking (IFCN por sus siglas en inglés) verificó que esta información es falsa. En su caso consultaron con María Elisa Calle, experta en Epidemiología y Salud Pública y profesora de la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid, que recalcó que los tejidos con que se fabrican permiten la entrada y salida de aire, así como de gases como son el oxígeno y el dióxido de carbono.
Añade una reducción al absurdo para demostrar su punto: “Si fuera cierto, los cirujanos que intervienen durante varias horas, estarían muertos y no solo cansados” y que “una mascarilla funciona filtrando partículas, no gases (como el oxígeno y el dióxido de carbono). Para eso hacen falta dispositivos o máscaras antigas, no mascarillas”.
Tampoco encontró estudios científicos que respaldaran que el uso de mascarillas reduce la oxigenación de la sangre, que cause desmayos por su uso prolongado o algún daño nocivo.
Contra recomendaciones
Vale recordar que la recomendación de la cadena de quitarse la mascarilla cada diez minutos van contra las advertencias de la Organización Mundial de Salud (OMS) sobre no tocarse nunca la mascarilla mientras se usa de la misma forma que debe evitarse tocarse ojos, nariz o boca sin antes lavarse las manos por al menos 30 segundos con agua y jabón o con un desinfectante con base de alcohol.
También el medio peruano La República y el hondureño Tiempo Digital verificaron la información con médicos locales. El neumólogo Hebert Cuenca, miembro de la Sociedad Peruana de Neumología, también ratificó que el aire entra y sale de las mascarillas. Recuerda que antes de la pandemia era de uso obligatorio en personal de cocina, limpieza y médico. “Para causar hipoxia una persona tendría que dejar de respirar por cinco minutos” detalló para el Verificador de La República.
Carlos Umaña, presidente de la asociación de médicos del Instituto Hondureño de Seguridad Social, se sumó a los desmentidos. “Los médicos estamos acostumbrados a usar por muchas horas las mascarillas y no tenemos ningún problema al respecto” detalló.
Veredicto
Salvo condiciones muy específicas de patologías respiratorias, acumulación de personas o agitación de la persona, las mascarillas en sí mismas no producen hipoxia por su uso prolongado. Tampoco deben separarse de la cara cada cierto tiempo para respirar, pues esto además es una mala práctica para evitar los contagios de COVID-19.